Entrevista con Jude Webber y Manuel Rodríguez. Periodismo; ni fifí ni neoliberal: ¿Qué opinan dos reconocidos periodistas de medios internacionales sobre México? | Frecuencias Liberales Podcast – Episodio 10

Bienvenidos a esta décima edición de frecuencias. En este episodio platicaré con dos reconocidos periodistas que conocen muy bien a México: Jude Webber del Financial Times y Carlos Manuel Rodríguez de Bloomberg. Jude Webber es la corresponsal para México y Centroamérica del periódico británico Financial Times. Ella tiene su base en la Ciudad de México y próximamente emigrará a Irlanda para ser corresponsal de este periódico en Dublín. Previo a México, pasó seis años como corresponsal del Financial Times con base en Buenos Aires, cubriendo a Argentina, Chile, Uruguay y Paraguay. Antes de integrarse al periódico trabajó para la agencia de noticias Reuters por 15 años, en una variedad de puestos internacionales, incluyendo jefa de Buró de Perú y como corresponsal en Roma, Madrid, Londres y Dublín. También ha escrito para la revista The Economist, el Miami Herald y The Independent del Reino Unido. Tiene el grado de lenguas contemporáneas por la Universidad de Oxford y ha estado en Latinoamérica desde el año 2000. 

Carlos Manuel Rodríguez, por su parte, es director para Latinoamérica de alianzas editoriales en Bloomberg con base en Miami. Anteriormente fue jefe de buró para Bloomberg News en México y responsable de todas las noticias de México. Se unió a Boomberg en el año 2006 como reportero para América Latina de Bloomberg Televisión en Nueva York y fue corresponsal de Bloomberg News en México en el 2009, dando cobertura a energía y materias primas. Rodríguez fue promovido como Bureau Chief para México en el año 2013 y ha entrevistado a varios líderes influyentes de las Américas, como los presidentes Barack Obama de Estados Unidos y Enrique Peña Nieto de México. También entrevistó a varios líderes de Estado en su momento, como Felipe Calderón, Vicente Fox, Álvaro Uribe de Colombia y Óscar Arias de Costa Rica. Él tiene una licenciatura en Periodismo por Roosevelt University y ha recibido dos premios Emmy por la Academia Nacional de Artes y Ciencias en Televisión. 

Bienvenidos.

Muchas gracias Jude Webber del Financial Times y Carlos Manuel Rodríguez de Bloomberg por esta participación, por su tiempo. Para mí es un placer estar en este décimo podcast con dos “rockstars” del periodismo. La verdad es que a mí me sorprende a veces la convocatoria que podemos tener en este podcast. 

Empiezo con un tema para abrir la conversación, yo creo que -como platicamos un poco antes de empezar con esta grabación- a veces es interesante tener la perspectiva de dos reporteros que conocen muy bien a México, pero a la vez, de un ámbito tal vez un poco más macro por así decirlo. En el caso de Carlos es mexicano y Jude inglesa. Carlos vive en Miami, está trabajando por allá. Fue por muchos años director de Boomberg en México y Jude pues es una rockstar, igual que Carlos del Financial Times, Incluso en sus reportajes tiene mucha amplitud en medios en México y por supuesto del medio político. Entonces, quisiera iniciar: ¿cómo ha sido su experiencia en México y cómo están viendo las cosas en este momento? Empecemos con las damas, con Jude.

Jude Webber:

Muchas gracias Rodrigo. Pues mi experiencia es como un corazón partido, porque me caen super bien los mexicanos, América Latina. Pero yo desde Argentina, en ese entonces llegué aquí en el 2013 y pensé que si venía del hispanismo, una economía en ruinas, las cosas iban mal, tenían soluciones muy heterodoxas para los problemas económicos. Entonces vine aquí y pensé: está un mexicano que está a punto de tener nuevas reformas, cambiar la economía y todo va a ir bien. Obviamente esto fue el primer año que estuvimos hasta el proceso de reforma y aprobación. 

Ustedes como mexicanos saben, muy rápidamente empezaron a surgir problemas en el gobierno. Es muy interesante para el gobierno de la cuarta transformación, por así decirlo, pues hay sorpresas en muchas cosas. Y, es cierto, estaba a punto de irme en un momento donde se va a poner aún más Interesante. Personalmente no tengo la sensación de que Manuel López Obrador quiera reelegirse, pero sé que hay personas que sí lo piensan. 

Carlos Manuel Rodríguez:

En lo que a mí concierne, en el período que coincidimos con Jude, yo llegue antes a México, estaba trabajando con Bloomberg en Nueva York, llegué a México en el 2009 primero con la encomienda de cubrir el sector energético, entiéndase PEMEX. En ese entonces era un monopolio, y después cuando me encargaron a la dirección del buró, ciertamente uno ha experimentado un poco ese ciclo.

Cuando llegué en ese entonces todavía era el gobierno de Felipe Calderón. Había un poco de ánimo, esto es lo único que se puede lograr de reforma en el sector energético, y el partido más grande que era el PRI no cedía más, ni con esto se tenía que conformar PEMEX. Entonces vi bastante de cerca lo que comenta Jude cuando empieza a nacer esa expectativa. Ahora sí se puede cocinar una verdadera reforma energética. Hablo del tema energético no porque era lo que llegué a cubrir, sino porque creo, estoy convencido que eso es lo que nos ayuda a entender mejor todo esta este mosaico o esta montaña rusa que ha sido la política de México. Porque cuando ya se logra abrir, romper el monopolio de PEMEX, en México el monopolio para producir, para distribuir, para manejar todos los combustibles, el crudo, se rompe un hito, era algo que nadie, ni el más optimista te lo podría haber asegurado diez años atrás, ni siquiera un año atrás. 

En las conversaciones que sostuve con fuentes, con con legisladores, con políticos del mismo PRI, del mismo PAN, había siempre esa gran duda: ¿cuál iba a ser la traba final? Y bueno, nos damos cuenta que si se logra abrir, si hay una reforma que realmente superó muchas de esas expectativas, no de lo que iba a dar de resultados. 

Ahora regresamos a un paso donde se está dando, por lo menos en algunos factores, cierta marcha atrás. Curiosamente, esta misma semana, pues estaba avanzando una propuesta de la “Ley de Hidrocarburos” que precisamente viene a dar un poco marcha atrás. Ahora, si una es buena, otra es más benéfica y otra menos, ese es otro debate, incluso muchos académicos pueden debatir por mucho tiempo. Pero es cierto que hablo un poco de esa inestabilidad de política energética que ha tenido el país ya por unos 15 años. 

Y yo creo que aquí es interesante lo que mencionas, ya que ustedes han vivido este proceso en donde yo siempre digo que México y Latinoamérica, a veces son dos pasos adelante y tres para atrás, dos para adelante y tres para atrás. 

En Argentina, por ejemplo, me sorprende mucho que otra vez eligieron a un gobierno kirchnerista en donde existen políticas populistas que están destruyendo al estado en este giro hacia el estatismo. Y lo que menciona Carlos, pues es muy interesante. Justamente por eso digo, en el péndulo no va de izquierda, pero a veces la izquierda es muy conservadora. A veces la derecha es más progresista, al menos en términos económicos que los de la izquierda. Entonces estamos en un mundo al revés en Latinoamérica. 

¿Qué opinan sobre estas dinámicas? Sobre todo porque sus reportajes tienen mucho impacto y mucha difusión en medios tanto nacionales como extranjeros. Y en México generan mucho debate. 

Jude Webber:

Creo que lo que es muy interesante en este momento es que mucha gente no está de acuerdo con los resultados del gobierno en materia de seguridad, economía y manejo de la pandemia. La gente tiene duras críticas y en algunas variables ha ido endureciendo estas posiciones. Sin embargo, en lo personal pienso que tiene un apoyo muy alto. Yo creo que esto es un poco lo que tú decías. Es como el triunfo de la esperanza por encima de la experiencia en nuestro país. Muchas veces pasa que alguien viene y te vende el cuento de que con las reformas todo va a ir mejor, vienen las reformas y no todo va mejor. Entonces la gente dice: esto no me resultó, voy a ver a los otros.

Entonces lo interesante en este momento en México es que el péndulo no puede ir por otro lado porque no hay con quien, porque la oposición está a la expectativa. Realmente, hasta ahora se están haciendo estas alianzas en las elecciones legislativas gubernamentales en junio, la verdad, muy caras, lo cual es entendible. Me llama mucho la atención que en el tercer año del gobierno de Andrés Manuel, todavía no ha logrado reinventarse, encontrar nuevas figuras, hasta gente carismática. Está como fijado en el tiempo, donde estuvo en el 2018.

Carlos Manuel Rodríguez:

Mira, aquí quiero hacer una observación. esta posible incoherencia de políticos o entre el peso que puede tener simplemente el carisma del político versus los resultados o falta de, no creo que sea algo exclusivo. Es decir, es una enfermedad de América Latina y de países en vías de desarrollo. Creo que si algo aprendimos en los últimos años es que hasta las naciones más desarrolladas entiéndase Estados Unidos, Reino Unido son vulnerables a ser víctimas del populismo, lo que estamos describiendo es cómo capturas esa atención, independientemente de los resultados. Fue un poco lo que vimos en Argentina y lo que se ve en nación tras nación.

Creo que cuando ya te das cuenta que eso es algo uniforme, eso nos lleva a lo que está pasando solo México. Y es que, a diferencia de esos otros ejemplos, donde el populismo ha llegado a Estados Unidos o otros países europeos, las instituciones en nuestro país no han alcanzado a ser unas instituciones fuertes. Incluso las poquitas que se presumían en México, todavía hoy la vemos defendiéndose con las uñas. Entonces ahí es donde haces más vulnerable que cuando llegan voces que explotan, que encuentran como hackear una elección, un discurso político. Hay pocas herramientas de información, de transparencia para el votante, para el ciudadano común. Y vamos, cuando hablo de instituciones no solo me refiero a las gubernamentales, sino incluso a los medios, al sector empresarial. Y lo que está pasando en muchos de estos países es que simplemente se trata las etiquetas, cómo son los enemigos y mis amigos. Esto es muy fácil de digerir para el público, ellos versus nosotros, independientemente de que no sea así. Pero es tan fácil vender esa idea porque en medio hay tanta falta de honestidad, de transparencia o de formalidad de lo que deberían de ser ciertos pilares de cualquier sociedad. 

Acabas de mencionar algo muy interesante, a raíz de este populismo que se ha dado en diferentes partes del mundo. En México, ustedes como periodistas han sido a veces la noticia. Por ejemplo, el Presidente López Obrador sale en un artículo de Jude o de Bloomberg, hablando sobre temas de petróleo, temas que le conciernen en su nacionalismo energético, estatismo energético. En ellos ataca directamente a los medios, no ataca a la fuente externa, trata de desacreditar a los periodistas. ¿Ustedes cómo han vivido ese tipo de cosas? 

Jude Webber:

Nos hace publicidad cuando menciona todo lo que hemos escrito. Que tan bien le viene a la gente, ahí vienen los ataques en Twitter por ejemplo, que te viene el mundo encima. No ha sido mi caso, nunca he recibido amenazas ni nada por el estilo. Obviamente nosotros estamos en una posición muy privilegiada comparado con muchos periodistas mexicanos que están trabajando en los estados capturados por el crimen organizado. donde existe mucha corrupción, que realmente hacen correr peligro a sus vidas. 

Es interesante porque obviamente López Obrador es provocador. En algunas secretarías sí, pero en la presidencia no se cierra la puerta. Ustedes pueden decir que son muy liberales, no nos escriben, no entienden, no quieren entender. Están en nuestra contra, vienen con las recetas. Hasta ahora, algunas secretarías como la de energía son sumamente difíciles de penetrar, pero no ha sido así en este caso.

Yo creo que por ejemplo en Argentina, donde a la presidenta Kirchner no le caemos bien. Casi nunca hizo una conferencia de prensa. La primera vez que había salido de la ciudad un fin de semana decidió hacer una conferencia. Terrible. Pero el trámite era muy difícil. Me sorprende una cierta apertura, como si hasta cierto punto ya sabes que está bien, es una danza, un baile, estamos haciendo los pasos.

Carlos Manuel Rodríguez:

Para estar claros, los periodistas por naturaleza tenemos la piel gruesa, es decir, es parte de nuestra labor. Créeme que si nos critican o nos aplauden una nota lo tomamos todo con su granito de sal, porque estamos simplemente para transmitir lo que hacemos. Más aún los periodistas más profesionales, convencidos de que lo que estamos reportando está basado en datos, sin una agenda. Entonces, cuando se está reportando en esos principios, sabes que un día “x” o “y”, un político te va a adorar y te va a usar de ejemplo, y ese mismo político dentro de tres meses o cuando vea una nota que no sea de su desagrado, te hará villano. Lo que está pasando, es que los líderes políticos sienten ese abrigo de las redes sociales, es por eso que se atreven más a retar, a decir y a tratar de tergiversar lo que quizás uno puede reportar o la intención con la que uno está reportando, que es algo que puede criticarse mucho en las mañaneras. 

Nuevamente te explico esta situación. No es exclusivo simplemente de los jefes de estado populistas. Es decir, esto lo veíamos incluso en gobiernos anteriores. Recuerdo cómo es la experiencia con el gobierno de Peña Nieto cuando sacamos reportajes del ex secretario de hacienda Videgaray y la casa que no pagaba, que no pagó, que decía que era una renta que la había pagado pero no habían cobrado el cheque. Cuando sacamos el caso de haber contratado hackers colombianos en la campaña del 2012 se nos fue encima también a decir que estábamos mintiendo. Insinuar más o menos como si hubiera una agenda cuando no era así.

Jude Webber:

Como anécdota, en el gobierno anterior me llamaron una vez porque no les gustó la foto que habíamos puesto, no les parecía y nos pidieron que si pudiéramos poner otra. Eso me llamó mucho la atención porque pensé: así debe funcionar en México. Deben alzar el teléfono, hablar con el periodista, quejarse y ver que se cambia. Les decía que eso no era correcto, la foto no la elijo yo. Si no te gusta el título, pues lo siento, pero no es correcto.

Y lo que pasa mucho en México, también lo que veo en los periódicos, es que a veces el periodismo es como de chisme, se filtran notas, se filtran temas. Incluso México es de los únicos países que tiene en sus periódicos esta columna de chismes que le llaman “Fray Bartolomé” en Reforma. Este tiene diferentes nombres en diferentes periódicos y son filtraciones sin verificación. Puede ser todo difamatorio. 

También las leyes son muy difíciles, atacar desde el punto de vista de una persona o quizás decir que este reportaje está mal, sobre todo en los periódicos de México. Y por eso ustedes que han sido muy buena fuente para obtener una posición neutra de temas que son, en este caso, meramente financieros, económicos.

Carlos Manuel Rodríguez:

La situación de los medios en México es particular en el sentido de que solían ser muy dependientes del gasto de gobierno. No era una coincidencia, o por lo menos esa es mi teoría, de que por ejemplo en administración anterior había fotos de quien fuera el Presidente. No importa que hiciera, si fuera ir a montar a caballo o al estado de Veracruz, iba a salir alguna foto y todo eso era con el afán de querer tener publicidad gubernamental. Hoy las cadenas de televisión tampoco están muy lejanas de eso. 

Entonces desde ahí ya empieza a crearse una distorsión que va de décadas atrás, donde se crean ciertos temas o ciertos tonos que no se pueden hacer porque ya está en juego la dependencia económica del medio y por ende del empleador o jefe del periodista, aunque si no se dijera abiertamente o fuera de una manera muy fina, pero empieza a existir censuras y autocensura. Y eso es simplemente dañar la transparencia de la que hablábamos en el primer tema. ¿Qué tanto cambia eso? sigue habiendo mucho de esa misma dinámica. Quizás diferentes personajes, diferentes incentivos, quizás no están en todos los casos monetarios, quizás solo es de visibilidad, quizás es de favores. Pero por desgracia en México hay muchos que se hacen llamar periodistas sin realmente serlo y muchos que fueron periodistas sumamente reconocidos y que no eran transparentes sobre sus conflictos de intereses o sobre sus fuentes de ingresos. Y eso nos daña a todos, por desgracia. 

Ese es justamente el problema. Y ahora, si le sumas también las redes sociales, se ha vuelto e incluso yo veo que las redes sociales patrocinadas por el estado de México, es muy evidente cómo se patrocinan. Por ahí unos dos o tres analistas en Twitter que hacen estas tendencias artificiales por parte de gobiernos estatales. Este tipo de cosas también llegan a contaminar y radicalizar el discurso político. ¿Cómo lo ven ustedes?, ¿Cómo lo ves tú Jude?

Jude Webber:

Algunos representantes que van en las mañaneras, dicen: ¡qué bien se ve el Presidente!, ¡Cómo se cuida! Hay cosas raras y penetrantes, preguntas de intelectuales. Obviamente esto no es periodismo. Pero bueno, como la mañanera no es información, no me sorprende que existan periodistas que no son reales. En general no es una conferencia de prensa, es un show. 

En lo personal digo que cuando escribo algo y le pongo voces contrarias y te dicen de todo. Muchos me han dicho este no es tu país y me ha dado gusto decirles “no soy republicana”, a cosas de la vida que tenían que ver con Estados Unidos. Algunas de estas personas en las redes sociales, no critican muy fuertemente una nota y como que al saltarla no son tan agresivas e inclusivas. Estar agradecido por tomarse el tiempo de tomar esta llamada o llamarles porque obviamente es muy fácil estar en una burbuja, estar en la ciudad de México sin hablar. Carlos sabe que cuando tocas temas económicos, está aún más como una población más restringida. Entonces constantemente tenemos que estar abriendo la misión para no hablar con las mismas personas, no solo contar una realidad que no es de todo el mundo. 

Carlos Manuel Rodríguez:

Esa es una ventaja que quizás tenemos nosotros en Bloomberg. Al cubrir con mucho enfoque económico financiero, nos permite llegar a un dato quizás indiscutible, a un factor que no se puede decir tan fácil. Si estamos hablando que la economía está mal, son factores tangibles que se pueden enseñar y mostrar. Es decir, no estamos inventándolo de la nada, no decidimos por una agenda. Y si las cosas están rebotando es mejor. Nos estamos guiando porque el peso o la bolsa está rebotando y todo eso, pues también lo usamos precisamente un poco para calibrar nuestro juicio editorial, y creo que es una ayuda que se tiene desde el periodismo económico financiero, pero que quizás es mucho más complejo cuando es un medio generalista o local.

¿Cómo lo han visto ustedes? recuerdo haber ido a una conferencia donde se hablaba mucho de la transformación del periodismo, sobre todo de los modelos de negocio y de los periódicos, pero no de los de los medios. Se hablaba, por ejemplo, de Estados Unidos, que en EEUU las noticias son muy locales. Un poco lo que dices, que también hay que salir de la burbuja, ¿tal vez salir de Washington? En el caso de Estados Unidos y la burbuja de ciertas regiones como Nueva York, Washington, las costas donde están las élites intelectuales. En México, creo yo que también ha habido una cierta crisis del periodismo, justamente por lo que mencionaban hace un momento que se dependía casi exclusivamente de los ingresos que venían del gobierno. Entonces será un conflicto de interés Natural. Y en el caso de ustedes, es interesante también el modelo, tal vez del Financial Times o Bloomberg. ¿Cómo han visto la transformación de medios y cómo lo han vivido ustedes? 

Jude Webber:

Sinceramente, no sé. Por ejemplo El Universal, este medio dice que en línea no puedo leer la mitad de los artículos que espero leer porque tengo que ser suscriptora. ¿Qué es lo que tengo que hacer entonces? Los temas financieros no son fáciles de navegar, no sé el impacto de las finanzas en los anuncios, en los periódicos. 

Carlos Manuel Rodríguez:

Honestamente coincido que hay una crisis seria de los medios, no sólo en México, en todos lados, pero en México es particularmente sensible por esos factores que hablábamos, es un lujo los medios que podemos ya operar financieramente. No es la realidad ni es algo que se pueda dar a todos. Eventualmente, de una manera u otra se tiene que hacer al lector pagar por el contenido, porque si solo se quiere vivir de contenido gratis, pues no la vamos a pasar como ese tipo de de medios que solo operan con los llamados “clickbait”, las notas que te van a generar mucho tráfico como: “Las cinco cosas más absurdas que dijo tal personaje” o “Las tres cosas más inteligentes que dijo”, no se va a llegar muy lejos con ese contenido. 

En esa especie de periodismo hay espacio para todo, no es como lo ha habido siempre noticias de entretenimiento, deportivas, etc. Es que hay un gran apetito por un periodismo independiente, es decir, claramente hay esa necesidad, porque las sociedades están muy divididas. Los políticos, precisamente Vemos a Bolsonaro en Brasil, los Kirchner en Argentina, donde existen sociedades divididas, donde se etiqueta a la mitad de medios como “de izquierda” o “de derecha”, y por eso dices lo que dices. Abre una oportunidad para que cuando no se tiene agenda, cuando no se es de derecha o izquierda, explicar basándose en datos.

Hay una esperanza para que se hagan buenas cosas. Siempre y cuando se escriba con la autoridad de la independencia periodística. No sé si ahora, los dueños de los medios de México e incluso de algunos medios internacionales, tienen los bolsillos suficientemente fondeados para continuar esto hasta que se logre ese equilibrio donde los ingresos por suscriptor sean suficientes para cubrir toda la operación. Incluso mencionas el caso de Reforma, seguramente no es suficiente. Esos usuarios de suscripción para cubrir el costo de todo lo que sea Reforma, eventualmente, el usuario se va a tener que acostumbrar a que si lee en algún momento o continuamente un medio, tendrá que pagar similar a lo que paga por Netflix. Sin embargo, si les dices lo mencionado en el contexto actual, que tienen que pagar lo mismo que Netflix para sostener ese medio. Te dirán que es una locura, que mejor se quedan leyendo Yahoo News.

Jude Webber:

Hay que tener en cuenta también que mucha gente, sobre todo los jóvenes, no consumen diarios, consumen noticias que han sido compartidas en en sus redes sociales. Hubo un periódico digital en inglés The News me parece, a mí me parece muy bueno, pero no duró. Y, ¿por qué no duró? porque este en el mercado es difícil y ahora con la pandemia y la crisis en la publicidad aún peor.

De hecho lo que mencionaban en Reforma. Yo alguna vez le pregunté a Juan Pardinas, como haciéndole un comentario: ese paywall es una lata. Y me reviró diciendo mira, el paywall es lo que nos ha salvado, es lo que ha salvado el medio. El Universal también ya lo está implementando. Como dice su paywall, el financiero es abierto, que en alianza con Bloomberg, hay otros periódicos así muy buenos, que tienen diferentes modelos de negocio y creo que a mediano o largo plazo, va a tener que cambiar a un modelo en donde se tiene que pagar por el contenido, tal vez tener un modelo como lo hace Bloomberg, donde te brinda dos o tres artículos gratis y ya después ya tienes que pagar. 

Carlos Manuel Rodríguez:

Seguramente el mercado vaya con diferentes tipos de fórmulas o variables, pero no cabe duda, porque no todos los medios pueden tener los logos de New York Times, Bloomberg,, Financial Times o The Guardian, que ellos usan otro tipo de formato más como de “cost funding”. En ese sentido, se tiene que encontrar la fórmula y eventualmente se irá llegando y la gente se acostumbrará. Mucha gente está pagando una app para que le haga las letras de otro color en su teléfono y se les hace fácil pagar 40 pesos. Cuando se logre la manera sencilla de hacerlo para las noticias, creo que va a mejorar el contenido de los medios y los va a independizar. 

Ese es el tema. Justamente qué va primero, la independencia o la apertura en el modelo negocios. En México el tema principal es que muchos medios son patrocinados o eran patrocinados por el estado. Entonces es un vicio por naturaleza. 

Jude Webber:

Es un concepto difícil cuando tienes al Presidente todos los días diciendo que estás tergiversando la información. Eso está incorrecto, no nada más por lo que dice, sino con sus acciones están mandando actos de ley que son inconstitucionales.

Carlos Manuel Rodríguez:

El lado bueno es que ya llegó una lección de cuando los medios, los que se establecen en la Ciudad de México. Hoy es una exageración la cantidad de periódicos. Es decir, era porque cualquier empresario que fundaba su periódico tenía la esperanza de subsidiarlo con otras empresas que iban a recibir los favores del poder, ya sea para construcciones en la Ciudad de México o cualquier estado. Pero el lado bueno es que están recordando que al ser una democracia México, tu modelo de negocio puede ser muy bueno, pero sí hay un cambio de la gente del poder, y tu línea editorial no la puedes estar cambiando como muchos lo han hecho en cada tres años. Es decir, el lector no es tonto, quizás tardan a veces en entender las tendencias, en terminar de asentarse, pero tienen sus consecuencias a largo plazo. Entonces eso debería ayudar a filtrar y para que los empresarios que de verdad quieren apostar por los medios, lo hagan por el afán de tener audiencia, de promover esta institución. Como lo digo, hablo de comunicación y no con el convencimiento de que va a ser un modelo de negocios con el gobierno a largo plazo. Un negocio debería de ser suscripción, publicidad, y dos o tres cosas más de licencia-contenido.

Les quería también comentar o preguntar. Se mencionó en su momento a las mañaneras. Jude diciendo que no son conferencias de prensa. Eso también alimenta mucho. Tal vez este modelo de mantener la agenda día con día por parte del Presidente. ¿Ustedes como ven ese ejercicio desde el punto de vista periodístico? Les pongo un ejemplo, yo hago por temas de algunos clientes, el monitoreo de lo que dicen en las mañaneras, y la persona que tengo haciendo las mañaneras ya tiene casi destruido el hígado, es muy desgastante. Además, el ritmo de hablar es una crítica constructiva por supuesto, no tengo nada personal, pero hablan muy lento. 

Jude Webber:

Es terrible, existe tanto repetido que divagan. Entonces es cierto que es como que nos gusta no ser imprescindibles. Entonces, cuando Elena Poniatowska empezó a decir: ya basta, la atacaron. Evidentemente es porque algunas conferencias con Trump él criticaba duramente a los periodistas. Entonces pónganse de acuerdo en que no irá nadie, y eso estaría buenísimo algún día, porque lo hemos visto en la pandemia dar discursos en un lugar vacío, y seguía hablando como si hubiera mucho público. 

Y se nota mucho la diferencia entre periodistas serios que van y hacen preguntas serias a la gente que tienen ahí, que es evidentemente pagada.

Jude Webber:

Al principio iban muchos medios tradicionales, obviamente va Reforma. Los extranjeros no vamos tanto porque no es la única cosa que tienes que hacer. Es cómo está esa ciudad y el sello del gobierno. Es interesante cómo han logrado hacer que todo el país marche al ritmo de este señor que le gusta madrugar.  

Ese creo que es el objetivo. No sé si coinciden conmigo. El objetivo central es dominar la agenda en todos los espacios. Todos, absolutamente todos. Porque hay veces que hasta el sábado y domingo ya dices: por el amor de Dios, ya no creo que la labor del gobernante. Yo escribí una columna de opinión en donde digo que básicamente a veces la labor del gobernante es ser aburrido y predecible, a menos de que salgan controversias o este tipo de cosas. Pero el populista es entretenido por naturaleza y es dominante en temas de medios también por naturaleza, porque tiene hasta cierto punto narcisismo.

Carlos Manuel Rodríguez:

Coincido con etiquetar como “show” a un mañanero, no como un ejercicio periodístico, sin duda, pero también si lo veo como una herramienta brillante de propaganda. Es decir, si tú eres estratega político y te dicen “tengo el candidato de Guatemala para las siguientes elecciones. ¿No le recomendaría seguir esa fórmula? cuando precisamente estamos hablando de cómo la figura de Presidente en las encuestas sigue a un nivel tan alto de popularidad. A pesar de la economía y de la pandemia, ¿cómo te lo explicas? y no es precisamente con la capacidad de dominar esa agenda mediática. Y cómo la domina si a base de estar temprano, a base de hablar tanto, que cuando no tienes la razón o dices una tontería, llenás con tanto ruido que también se pierde. Lo vimos también en la Casa Blanca con el gobierno anterior, es decir, se está probando y comprobando una vez más. 

Y por el lado del periodismo, entonces, ¿por qué los verdaderos periodistas serios siguen haciendo notas en la mañanera? la respuesta es, que sea propaganda política no significa que no existe en ningún momento noticia. También puede haber noticias dentro de esos ejercicios y no nos queda más que tener el radar activado. Y si preguntas si es desgastante y frustrante como periodista, lo es de hecho. Es lo que menos extraño desde que dejé México a finales del 2009.

Somos un equipo bastante amplio, porque al ser agencia de noticias. Si se cubren quizás más temas de lo que tendría que cubrir Financial Times o un diario. Nosotros tenemos que asignar a alguien que esté ahí todos los días, escuchando, decidiendo. En el ejercicio de hacer más ruido. Ese es mi mayor temor como periodista, el ejercicio de mañaneras. 

Jude Webber:

Además agregaría una cosa, estoy pensando en un reportero que criticó cuál era el rol de los medios y dijo: mi trabajo es quedar bien con él. Esto también es un lujo, poder tener este espacio que puedes oir todos los días. Nada más tienes que levantarte temprano, pero hay acceso, tiene una cierta apertura y puedes decir lo que quieres al Presidente.

Carlos Manuel Rodríguez:

Te hago una pregunta Jude: ¿qué prefieres? que el presidente esté hablando todos los días como maratones, como decimos de show o propaganda, versus el que nunca iba a tomar una pregunta de este de un periodista, sin poner nombres.

Jude Webber:

Obviamente prefiero a montones el primero. Mis hijos están acostumbrados a desayunar con mañaneras y el papá hasta parte de la mañana. Yo veo algunas cosas y escucho con mis audífonos las mañaneras. Como dices, toca. Hay que estar al alta. 

Carlos Manuel Rodríguez:

Bueno, ahora que estés en Irlanda en vacaciones de verano seguramente la vas a extrañar.

Jude Webber:

Todavía voy a oír el eco por algunos días, luego se me pasará.

Les quería platicar también como tema personal. Hacemos ese reporte nosotros y se los puedo mandar con mucho gusto para que se ahorren a veces del desgaste. No lo tenemos listo como 10:30 de la mañana normalmente,  yo sé que las noticias son más rápidas a veces, pero por si quieren revisar día a día qué se ha dicho, eso lo tengo por escrito todo muy bien estructurado. 

Y lo que les iba a comentar también es que creo que el gobierno es muy centralista y se fija totalmente en la figura  de López Obrador. Y eso también se ve porque las políticas públicas se construyen en el momento de las mañaneras. A veces las piensan unas horas antes o el día anterior. Entonces anuncian nuevas políticas públicas que sí se vuelven noticias y son muy importantes para cubrir para ustedes, me imagino.

Jude Webber:

Obviamente hay cosas que se están pensando, por ejemplo, una vez Arturo Herrera, cuando era su secretaria, nos dio una entrevista en que decía era el primer año del gobierno, pero este año no tenemos la plata, entonces esto esto hizo que lo definiera a su favor. Y lo contradije, luego él me dijo: ¿no es así? entonces obviamente toda la estrategia  de poder reside en su persona. Ahora estoy viendo una cosa que había visto al principio y que me llamó la atención cuando vine a México, me parece muy tradicional y ahora lo están retomando con una fuerza increíble, vestir por instrucciones al presidente. Claro, todo tiene que parecer como que no lo dice el Presidente de frente. El Presidente lo pensó, lo articuló, lo ordenó, lo vió. Estoy de acuerdo contigo, hay mucho que pensar de la marcha, improvisación. A veces surge una pregunta. ¿Y el visto bueno? voy a pedir a tal persona en el gobierno a que te den respuesta mañana, y así lo hace. 

Carlos Manuel Rodríguez:

Es un escaparate muy peculiar que antes no teníamos los periodistas. Cuando estás viendo a veces algunas de estas ideas u ocurrencias salen precisamente de la nada. Cuando alguien le dice algo al Presidente de un tema que no lo tenía preparado, y cómo empieza a elaborar su vía de razonamiento. Lo puedes ver en ocasiones muy puntuales, no es que sea muy común, pero lo puedes ver muchas veces en vivo. ¿Cómo es su lógica para defender, atacar, proponer o rechazar algo? Eso es un lujo. También uno veía un poco de esto con el mismo Donald Trump, con menos frecuencia de conferencias de prensa, pero también había tanta improvisación que había oportunidad para que ahí mismo pensara en voz alta y terminara dictando una política pública. 

Por ejemplo, algunos senadores de oposición en la mañanera. Es decir, es un gobierno de ocurrencias. Esa es la palabra de ellos. Entonces estas ocurrencias normalmente surgen en el momento de las mañaneras. 

Jude Webber:

Pero sirve también para poner la cinta, ya que están pensando por ejemplo, las comisiones bancarias cuando surja esto dirán eso no es prioridad para mí. Cuando surgió un proyecto para la gobernanza corporativa de PEMEX para hacer cambios en el consejo de administración, dijeron no. ¿De qué sirve para delimitar muy bien dónde está poniendo la atención del Presidente?

Para cerrar, porque sé que están muy ocupados. ¿Cómo ven hacia el futuro a México desde su perspectiva? Ahora que te vas a ir a Irlanda te vamos a extrañar Jude, y Carlos que estás en Miami. ¿Cómo ven ustedes la dinámica de este gobierno y cómo va? Digamos, si tuvieran la bolita de cristal, ¿qué va a pasar en los próximos tres años y medio?

Jude Webber:

Ayer estaba discutiendo con un analista político que estaba convencido de que lo que estamos viendo con el presidente de la Corte Suprema es la antesala de poder decir: no, yo voy a agarrar un segundo período y no la antesala de poder. Decir, tenemos cosas que no hemos podido terminar por causa de la pandemia, estamos aquí para transformar, entonces por aclamo popular, la gente me necesita y quiere que me quede unos años más. Yo creo que es difícil. Yo no creo que se quede porque hasta ahora lo que hemos aprendido de él es que hace lo que dice y no va más allá. No es mucho de cambiar de idea por bien o por mal. 

Y ahora, como bien lo dices, el tema de la Suprema Corte a mí se me hace grave porque es una abierta y absoluta iniciativa inconstitucional. Yo soy abogado, la constitución dice absolutamente que no se puede reelegir y que no puede extender su período, entonces sería atacar incluso a la constitución. Y por cierto, ahora mientras estamos hablando, la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados irá de la cámara revisora de esta iniciativa. Parece que va a aprobar, si no es que ya lo aprobó el dictamen y entonces va a subir al pleno. Y en el pleno, seguramente ahí se va a aprobar por mayoría legislativa de Morena en la cámara. Entonces se ha vuelto un tema buscar contrapesos con acciones de inconstitucionalidad, controversias constitucionales. ¿Es un problema verdad?

Carlos Manuel Rodríguez:

Normalmente en cualquier ejercicio preguntando sobre dónde estaba parado y los prospectos para la economía mexicana. Uno normalmente como periodista, hace el ejercicio de tomar un paso atrás. Siendo mexicano, tenía que esforzarme incluso más para, como papel de medio extranjero, verlo todo con cierta distancia. Ahora la distancia ya es física, entonces ya es más. ¿Qué hago entonces? ver un poco dónde están los indicadores. Lo que comentábamos al inicio, no apoyarme precisamente en esa ventaja que tenemos.

Si bien no es un indicador de lo que vaya a ser el futuro, nos sirve un poco para ansiar las cosas, como por ejemplo el peso. El peso está a diecinueve noventa y tres el día de hoy. Ese peso llegó a estar hasta arriba de veinticinco. En la etapa más crítica o incierta de la pandemia de hace un año, llegó a estar cerca de veintiuno. Cuando estaba la campaña electoral, cuando el mercado inversionistas y empresarios empezaban a ver la posibilidad de que iba a haber un cambio más fuerte de gobierno del que quizás anticiparon, pero después se fortaleció. 

El inicio del gobierno de AMLO era presumiendo cuánto había fortalecido el peso y cuánto ganaba y llegó a estar en hasta dieciocho cuarenta y cinco. ¿Por qué comparto todo esto? porque para mí ese es el recordatorio, que quien sea que esté en el poder también es relativo. Ese factor, esa influencia que pueda ser en la economía mexicana y por ende en los mexicanos, hay hasta cierto límite donde puede llegar dicha influencia y una cierta limitación de lo que se puede lograr. México está vulnerable, sigue siendo demasiado vulnerable a factores internacionales y entiende, además, a su vecino de Estados Unidos.

El próximo año, a pesar de todas las cosas que puedan hablar, pareciera que va a llevar una recuperación saludable. Pero será gracias al álbum que se está dando de lado de Estados Unidos. ¿Qué tantos obstáculos o ayudas vendrán de México? depende mucho de dónde termina aterrizando muchas de estas políticas que tanto están influenciadas por ideología. Tenemos una experiencia en México, esto no es un tema de izquierda o derecha, es decir, hemos visto que factores como ideología, radicalización, corrupción, incapacidad, torpeza; todo eso termina tumbando hasta las mejores intenciones. Y yo lo que veo es que no hemos superado esos obstáculos. Y mientras eso no se supere, mientras no se fortalezcan instituciones que nos eviten repetir errores, simplemente vamos a tener diferentes recetas y vamos a tener que comer alimentos insípidos, por decirlo así.

Lo que veo también es que estamos volviendo al nacionalismo energético, al nacionalismo económico. México tiene ahora otro tipo de economía comparado a cuando yo era niño. Yo nací a finales de los 70’s, me tocó tal vez a lo largo de mi vida esta transformación de un país cerrado a un país abierto. Creo yo, es muy difícil regresar a ese modelo de nacionalismo energético, nacionalismo económico, no ver hacia hacia el exterior.

Carlos Manuel Rodríguez:

No creo que exista un regreso por completo, pero simplemente fue un freno o una regresada ligera que cuando lo que más estaba haciendo el país era seguir avanzando. Es decir, hablando del sector energético, no importa quién saque petróleo, si es PEMEX o si es Repsol. Lo que uno quiere es que haya empleos, que estén sacando petróleo, vendiendo y pagando impuestos.

Jude Webber:

Estas leyes o contrarreformas que están poniendo en materia en hidrocarburos y electricidad. En un año, intentar poner lo que han logrado ahora acá con la ley es la contrarreforma eléctrica. Finalmente destacan a la ley, que está en suspenso por los amparos. 

Carlos Manuel Rodríguez:

Y por eso el intento de desgaste, las instituciones del ataque a los jueces. Y por cierto, ahí me faltó decirles una anécdota personal en la mañanera. Hubo un día en donde el Presidente subió una lista de columnistas no afines al gobierno para decirles esto. Yo estaba ahí con las grandes estrellas por alguna razón. Ese tipo de cosas son también muy peligrosas. No sólo atacar las instituciones, sino también es una forma implícita de intimidación. Además, ¿eso no es tema de análisis?, es justamente lo que yo estoy viendo y es solo una opinión, nada más.

Les quería agradecer muchísimo su tiempo en este podcast. Como les dije al inicio, no solo porque son gente muy sencilla, son súper estrellas del periodismo y me da muchísimo gusto poder platicar con ustedes. Ya había tenido el gusto de tomarme unas copas con Carlos, entonces si me permite Jude, en un momento me gustaría poder tomarme un café contigo antes de que te vayas y compartir ahí tus experiencias.

Jude Webber:

Muchísimo gusto. Muchas gracias por la invitación.

Muchísimas gracias. Y ahí estamos. 

Related

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *